¡Milagros sorprendentes están sucediendo en Sión!
Mario se levantó temprano el día domingo para ir al Discipulado, al salir se dio cuenta que en el bolsillo de su chaqueta, ¡habían cuarenta mil pesos! Pero eso no es todo, al terminar el Discipulado volvió a revisar y habían cuarenta mil pesos más. ¡Cuando estamos dispuestos a ser parte de la visión, Dios nos financia!

¡Ven a Sión La Casa del Rey, una Iglesia que trae el poder sobrenatural a esta generación, y podrás ser el próximo que cuenta un milagro de Dios en su vida!